El  Observatorio Permanente de Organizaciones Sociales se encuentra trabajando con las organizaciones socio comunitarias de los Municipios de San Miguel, José C. Paz y Malvinas Argentinas, mediante Talleres de participación popular tanto en la UNLu, Sede San Miguel, como en los Barrios.

En este marco surgió La Incubadora como consecuencia del Subproyecto Jóvenes y Emprendimientos Productivos, cuya finalidad era formar estudiantes de las carreras de Licenciatura en Trabajo Social, Administración y Ciencias de Educación en las problemáticas del emprendedorismo, para que pudieran reconocer la complejidad de la misma, desarrollando una mirada complementaria aplicable a las metodologías que se emplearan.

Esta experiencia mostró el compromiso de los estudiantes, que generó un espacio de confianza entre ellos y los emprendedores. El acercamiento permitió detectar las dificultades concretas que enfrentaban estos últimos cotidianamente, no solo en este nuevo trabajo, sino también a nivel personal y social.

Por ello se decidió continuar estas actividades dentro del Observatorio en el 2011, con el nombre de Incubadora de Organizaciones Socio Productivas.  Basada en los valores de solidaridad, cooperación y respeto, en la búsqueda de llevar los principios de la economía social a la práctica, y con el trabajo asociativo como satisfactor sinérgico, lográndose a través del mismo satisfacer las necesidades de subsistencia, entendimiento, protección, participación, creación, identidad (Desarrollo a Escala Humana, Manfred Mac Neef) de cada uno de sus integrantes.

La incubadora permitió consolidar los valores que guiaron al Observatorio y sus prácticas, en acciones concretas, pero en un ámbito nuevo, ya no el de organizaciones sociales donde se prioriza el bien común, sino en organizaciones donde los aspectos económicos serían lo central el contexto.

La conformación de redes con otros emprendedores, Estado y universidad son imprescindibles para el fortalecimiento de estas actividades económicas que surgen de pequeñísimos capitales y mucho trabajo.

El objetivo central de La Incubadora son los emprendedores, no su actividad económica o social, ya que se busca que a través del trabajo asociativo se logre el desarrollo de aquellos como personas. El sostenimiento del emprendimiento es la posibilidad que tiene cada integrante de trabajar en el desarrollo personal permitiendo a cada uno ir conformando su propia autonomía.

En estos años el trabajo se ha caracterizado por la reflexión sobre la acción. Es difícil distinguir lo importante de lo urgente cuando apremia vender para conservar por lo menos, el escaso capital con que cuenta el emprendedor, cuando tiene necesidades insatisfechas. Es por ello que buscamos pensar esta problemática desde distintas perspectivas. Sin la reflexión se pierde la posibilidad de correrse de los viejos paradigmas, ya que estos rápidamente nos llevan a prácticas donde la multiplicación y acumulación del capital parecen la solución a los problemas, y nos alejan de la reproducción ampliada de la vida.

Leer en proyecto completo: